NOTICIAS

Los Simpson, La Película: 10 historias en el 10º aniversario

En celebración por el décimo aniversario del largometraje amarillo, traducimos este interesante reportaje de Entertainment Weekly que incluye declaraciones de Al Jean (uno de los guionistas y productores del film) y David Silverman (director principal):


Hace diez años, Los Simpson dio a los fans algo que habían estado esperando durante casi dos décadas: La posibilidad de pagar por ver algo que normalmente veían gratis.

Al Jean

El 27 de julio de 2007 (26 en España), Los Simpson, La Película se lanzó a los cines de todo el mundo, trasladando esa misma idea a Homer, al principio de la película, a través de una película de Rasca y Pica en el cine. Si los fans estaban ansiosos, los productores lo estaban el doble y rezaban al niño José para no manchar el buen nombre de la amada comedia convertida en franquicia multimillonaria de la Fox. Como su creador Matt Groening dijo a EW en aquellos tiempos, “Nadie quiere ser el que estrelle el barco contra el iceberg.” Y como dice Al Jean a EW hoy, “Teníamos algo que había existido durante 17 años y mucha gente se había volcado mucho emocionalmente en ello, así que sentíamos que el potencial para la decepción era enorme. Ya habíamos visto que pasó con otras películas basadas en series de televisión. Al final, lo que sentí cuando salió, y todavía siento, es: Al menos la hicimos bastante bien.”

Los Simpson, La Película (que salió entre las temporadas 18 y 19 de la serie) consiguió críticas más que respetables a lo largo de su camino a recaudar 530 millones de dólares en todo el mundo, de modo que sí, bastante bien. Y tal vez sea especialmente impresionante teniendo en cuenta que en el guión se trata un desecho inapropiado de caca de cerdo: Homer adopta a un cerdo como mascota, almacenando inadecuadamente sus desperdicios en un silo chorreante en su jardín; después, ignorando los consejos de Marge, arroja las heces al ya muy contaminado Lago Springfield. La gigantesca reacción tóxica hace que el malvado jefe de la EPA (con la autorización del Presidente Arnold Schwarzenegger) encierre a Springfield en una cúpula, lo que provoca que los enfurecidos residentes de la ciudad persigan a Homer y su familia, que sale de la cúpula a través de un hoyo y escapa a Alaska. Marge se rinde con Homer cuando éste se niega a volver con ellos a salvar a Springfield tras descubrir que va a ser convertida en el nuevo Gran Cañón, pero finalmente Homer tiene una revelación, vuelve a Springfield y salva a la ciudad en moto con Bart, quien (se nos olvidaba mencionarlo) va en monopatín desnudo por la ciudad al principio de la película.

David Silverman

La transición a la gran pantalla se construyó con un equipo de guionistas estrella de Los Simpson (John Swartzwelder, George Meyer, Jon Vitti, David Mirkin y Mike Reiss volvían a guionizar, uniéndose a los productores Groening, Jean, James L. Brooks y Mike Scully) y con un director, junto a su equipo de animadores, que siempre piensa a lo grande. “Ya desde la primera o la segunda temporada, siempre éramos muy aventureros cinematográficamente en la serie,” comenta el director David Silverman. “Nos ayudó, desde luego, tener a Brad Bird como consultor, porque es uno de los directores más inteligentes y cinemáticos y me hizo pensar mucho sobre cómo enfocar los componentes de la serie, así que algunos aspectos ya los teníamos desde entonces. Creo que hicimos un gran trabajo manteniéndonos fieles al estilo de la serie, pero además enriqueciéndolo para la película.”

EW preguntó a Jean y Silverman que enriquecieran a los fans de Los Simpson abriendo sus bancos de memoria y sacando de ellos unas cuantas historias sobre cómo se hizo Los Simpson, La Película en su 10º aniversario (¡y en el 30º de Los Simpson!).

1. En una de las primeras ideas de la película, quien iba a intenter destruir Springfield no era Russ Cargill, sino Steven Spielberg.

La idea de una película de Los Simpson había estado sobre la mesa desde prácticamente el principio de la serie. Durante un breve periodo se consideró convertir un episodio en producción titulado “Kampamento Krusty” en una película, pero finalmente decidieron dejarlo en el episodio de la temporada 4 que todos conocemos. En otro momento hubo una sugerencia, nunca realmente considerada, de hacer una película compuesta por varias historias de Halloween al estilo de “La Casa-Árbol del Terror”. Una vez se firmaron por fin los contratos para hacer una película, se empezaron a lanzar ideas más en serio (¿Y si Homer y su familia se enteran de que sus vidas se están grabando para un reality show?). La primera tormenta de ideas oficial para Los Simpson, La Película tuvo lugar a finales de 2003 y Jean recuerda que, el primer día, Scully sugirió una historia en la que el imán de Oscars Steven Spielberg, interpretándose a sí mismo, iba a rodar una película con Tom Hanks en Springfield, y que “por algún motivo, iba a tener que volar la ciudad.”

También en esa sesión inicial, inspirado por una historia sobre el tratamiento de residuos de cerdo que había leído en los periódicos, Groening presentó la idea de que Homer adoptara a un cerdo de mascota pero sin tener ningún sitio donde deshacerse de la caca del animal. Los productores se quedaron con la idea del cerdo y la mezclaron con el aspecto destruye-ciudades de la idea sobre Spielberg. “La idea de qué le pasaría a la ciudad en un sentido catastrófico sería parte de la película bajo el argumento del cerdo,” dice Jean. (Y casualmente, Tom Hanks terminó interpretando a Tom Hanks en la película, como portavoz del “nuevo” Gran Cañón en el que se iba a convertir a Springfield.)

2. Al principio, quien iba a tener la premonición loca en la iglesia no iba a ser el Abuelo, sino Marge.

Esa secuencia del principio de la película, en la que vimos al ligeramente descerebrado Abuelo Simpson caer al suelo en trance religioso, soltando un aparentemente absurdo aviso sobre una “¡cola retorcida!”, unos “¡mil ojos!”, sobre estar “¡atrapados eternamente!” y la “¡EPA!” fue animada originalmente con Marge en ese papel. “Tenía algunos chistes, alguna trampita y alguna ventaja, pero en general no era entretenida,” recuerda Silverman. “Estabas como esperando a que terminara. Cuando pusimos al Abuelo ahí, la escena se volvió más graciosa y realmente cobró más sentido. Con el Abuelo, la aceptas directamente. Y lo mejor es que ahora Marge observa la escena a la que nadie hace ni caso. Eso ayudó a su historia todavía más, más que si ella hubiera vivido la premonición y nadie le hiciera ni caso.”

Jean recuerda que la versión original con Marge requería muchos gritos, lo que era difícil para Julie Kavner (que interpreta a Marge). “Me sentí muy mal cuando finalmente no la usamos, pero es que sacaba a la gente de la película,” dice. “Les entristecía que Marge se volviera loca.”

3. El momento estelar con el cerdo, también conocido como Spider-Cerdo, nació de una pedicura eliminada.

Así como la idea de Homer teniendo un cerdo mascota llegó el primer día, el popular alter ego del gorrino, Spider-Cerdo, no nació hasta mucho después. Con la producción muy avanzada, los productores estaban considerando una escena con Patty y Selma poniendo verde a Homer en presencia de Marge mientras les hacían la pedicura. (El remate era que el jardinero Willie, que también se estaba haciendo la pedicura, se quejaba sobre sus cotilleos.) Pero cuando Mirkin sugirió una conversación entre Marge y Lisa (algo que no tenían en ningún otro momento de la película), la conectaron con la historia de Marge con Homer y la pedicura fue sustituida por el cerdo.

“Lo genial de la forma en que David la estaba sugiriendo era que Lisa estaba hablando sobre su posible nuevo novio con mucho entusiasmo y Marge escuchaba con satisfacción y decía ‘Eso está muy bien, lo importante es que un hombre te escuche porque no hay nada mejor que… ¿¿¿cómo han llegado esas pisadas de cerdo al techo???'” dice Silverman. “Y entonces ves a Homer haciendo [imita un tarareo cantarín al azar] con el cerdo y eso ya nos hizo reír. Y entonces Al Jean dijo, ‘¡Sí, podría ser el asombroso Spider-Cerdo!’ y eso me inspiró la letra de la canción en ese mismo momento: Hace lo que un Spider-Cerdo hace/¿Puede columpiarse en una red?/Pues no puede, es un cerdo.”

“Lo siguiente que supimos fue que esa escena era la mitad de la promoción de la película,” recuerda Jean. “Fue una inclusión muy tardía que de repente conquistó la película. Deseaba que no anunciaran tanto esa escena, porque realmente no era más que un pequeño chiste.” Y por si era poco, había algunas partes más de la película en las que Spider-Cerdo podría haber aparecido, incluyendo la escena de la revelación de Homer. “De fondo salía Spider-Cerdo con un disfraz de Spider-Man, con la cabeza visible porque era muy graciosa, y se balanceaba de telaraña en telaraña que disparaba desde sus pezuñas,” dice Silverman. “Y Al se pueso en plan ‘Oh, creo que ya estamos cansados de Spider-Cerdo.’ Y sí, seguramente tenía razón.”

4. Un momento entre Homer y el cerdo sentó mal a una audiencia de prueba.

Había una breve escena en la que “Homer no era tan majo con el cerdo,” revela Jean, y no gustó para nada a una audiencia de prueba en San Diego. “Fue un error,” admite. “La quitamos inmediatamente. Era una cosa muy pequeña, pero marcaba una gran diferencia. Odio ponerlo en términos numéricos, pero hacía que la simpatía del personaje cayera 10 puntos.”

5. Los productores se preguntaban si la carrera en monopatín al desnudo de Bart les costaría una calificación +18.

Uno de los momentos más atrevidos de la película (y probablemente el gag visual más finamente orquestado de todo el film) involucra a Bart aceptando el reto de Homer de recorrer Springfield desnudo en monopatín. Mientras le seguimos en su viaje a través de la ciudad, las partes privadas de Bart son creativamente cubiertas por un dedo que señala, un disco volador, flores, un coche teledirigido, una paloma, un aspersor y una valla… hasta que un hueco en la valla muestra únicamente la entrepierna de Bart, bloqueando la vista de todo lo demás. “Matt dijo que siempre había querido que Bart fuera en monopatín desnudo,” recuerda Jean, “y Mike Scully tuvo la idea de que realmente enseñáramos su pene por dos segundos.”

Silverman, que acredita al artista de storyboard Martin Archer como quien ideó los chistes de bloqueo de la escena, resume así el descarado encanto de la misma: “Fue algo muy medido: la cantidad de espacio que se usaba para tapar sus partes privadas era el espacio recíproco para exponerlas y tapar todo lo demás. Era como el negativo. Y además, los tiempos estaban medidos exactamente para que la risa llegara y volver a tapar las partes tan pronto como la gente empezara a reír.”

La gente de Los Simpson sabía que el chiste recibiría risas, pero se preguntaba si las partes de Bart harían que la película también recibiera una calificación de mayores de 18 años. “Se hablaba sobre eso a menudo,” recuerda Silverman. “Estábamos realmente nerviosos por saber cuál sería la calificación de la MPAA porque no teníamos ni idea. Nos alegramos mucho cuando obtuvimos la calificación +13, porque con una calificación más restrictiva lo habríamos tenido que quitar. Era tan absurdo y tan asexuado que lo dejaron pasar.” (En la versión para todos los públicos de la película, un círculo negro tapa las partes de Bart. En el círculo se puede leer: “Solo disponible en versiones europeas.”)

Silverman aún está orgulloso de la secuencia. “Es lo que nadie haría,” dice. “Si hicieras eso en acción real, te llevarías un +18 inmediatamente. Algunas películas hicieron ya el chiste de tapar las partes privadas con cosas. En Austin Powers no hubieran podido rematar el chiste como nosotros porque era acción real. En animación puedes salirte con la tuya. Aunque probablemente no con Homer. De alguna manera, con Bart pudimos salirnos con la nuestra.”

Oh, y si alguien tiene curiosidad de saber cómo determinaron el tamaño del miembro de Bart… “La idea era hacerlo de un tamaño que pareciera gracioso,” dice Silverman. “No íbamos a hacerlo colosalmente grande en plan que ondee con el viento (aunque también lo hicimos de ese tamaño como chiste interno). Es más o menos del tamaño exacto para que despierte la reacción ‘Oh, es gracioso,’ especialmente porque lo revelamos en plan ‘¡Ups! ¡Ahí está!’ La gente me pregunta ‘¿Cuál fue el criterio para definir el tamaño?’ Es simplemente el tamaño que nos hizo reír más.”

6. Hubo preocupación sobre el argumento de la cúpula tras el huracán Katrina.

Brooks dijo a los guionistas que cualquier película de Los Simpson necesitaría una razón convincente para seguir viéndola más allá de los 30 minutos, que “quisieras saber lo que iba a pasar,” dice Jean. “Tuvimos la idea de la cúpula y pensamos ‘Vale, eso es algo de lo que querríamos verles escapar.'”

Pero después del huracán Katrina en el verano de 2005 (cuando surgieron las tristes noticias sobre las condiciones dentro del Superdome, donde se refugiaban residentes de Nueva Orleans que habían perdido sus casas), los productores se preocuparon de que un argumento basado en una cúpula (idea que surgió de aquellas reuniones de finales de 2003) pudiera parecer insensible. “En aquel entonces había muchos titulares del tipo ‘Gente atrapada bajo la cúpula,’ y ‘Terribles condiciones en el interior de la cúpula,’ así que nos preocupaba que la gente se pudiera poner en plan ‘Oh dios mío, qué poco tacto,'” recuerda Jean. “Así que el jefe del estudio en aquella época, Tom Rothman, que no había leído el guión todavía en 2005, lo leyó y dijo ‘En dos años no pasará nada. Nadie hará esa asociación.'”

Y era verdad. De hecho, la asociación sobre cúpulas que algunos hicieron fue unos años más tarde, entre Los Simpson, La Película de 2007 y la novela de Stephen King La Cúpula de 2009, que relataba la historia de una cúpula misteriosa que cae del cielo y pone en cuarentena a una ciudad. “Menos mal que La Cúpula no salió hasta después de que nosotros lo hiciéramos,” dice Jean. “No sé lo que habríamos pensado si llega a salir en 2006.” [Cuando se le preguntó por las similitudes hace unos años, King dijo que era una idea en la que había estado trabajando desde los 70 y los 80, ni más ni menos.]

7. Hubo dificultades para encontrar un remate para la escena de la muchedumbre furiosa.

Lenny y Moe en una versión eliminada

Uno de los momentos más visualmente potentes de la película es la escena en la que los ciudadanos de Springfield se juntan con antorchas y persiguen a Homer por haber provocado las catástrofes del lago y la cúpula. La escena fue increíblemente intrincada de crear, requiriendo hasta 3.600 dibujos. “Quería atravesar toda la muchedumbre hasta el final,” dice Silverman, describiendo su dirección. “Nos llevó muchísimo tiempo, pero… ‘Bueno, ¿y qué pasará al final del recorrido?’ Al principio terminábamos con Lenny, Carl y Moe y decían un chiste. Después pasamos a terminar con el Actor Secundario Bob, que decía ‘¡Matar a Bart! ¡Matar a Bart!’ y le contestaban ‘¡No, vamos a matar a Homer!’ y entonces se iba decepcionado. Finalmente decidimos terminar con Homer diciendo ‘¡Idiotas, por ahí no es!’ y entonces todos se paran y se giran. Nos costó un montón de tiempo decidir eso.”

Jean confirma que la búsqueda del remate perfecto para la escena de la muchedumbre fue ardua, recordando uno en la que “todos estaban gritando ‘¡Matar! ¡Matar! ¡Matar!’ y terminábamos con un grupo de la asociación de disléxicos de Springfield que decían ‘¡Ratam! ¡Ratam! ¡Ratam!’, pero no funcionaba.”

8. Los guionistas tuvieron dificultades para pensar más allá de la cúpula.

El equipo de Los Simpson empleó muchísimo tiempo escribiendo y reescribiendo esta película (se hicieron hasta 150 borradores) y una parte en particular supuso un dolor de cabeza mayúsculo. “Lo más duro del guión, en el que trabajamos una y otra vez, fue el momento entre que los Simpson escapan de la cúpula y vuelven a Springfield,” dice Jean. “Y todavía creo que esa parte es un poco irregular. Estoy de acuerdo con las críticas que dicen que, aunque hay algunas observaciones graciosas, da la impresión de que estás esperando a que vuelvan. Una vez Marge hace lo del vídeo de la boda y Homer empieza a madurar, ya notas que vuelve a haber una narrativa al mando.”

Jean (que señala que la escena más reescrita fue la de la habitación del hotel donde la familia decide irse a Alaska) explica que los guionistas se decidieron por la aventura en Alaska por varios motivos. “Puedes hacer chistes como ‘Nos quedamos en Alaska y nunca volveremos a nuestro país.’ Y pensamos que la nieve molaría visualmente. Están los chistes de Homer y los perros y el de Homer y la nieve.” Pero hubo muchos ajustes y cambios por el camino; una canción sobre Alaska, con música de Dave Stewart de Eurhythmics, acabó eliminada.

Varias escenas sobre la vida en Springfield bajo la cúpula tras la marcha de los Simpson fueron también cortadas. “Pensábamos que la gente querría ver cómo le iba a la gente de Springfield” dice Silverman. “Y lo que descubrimos en pases de prueba es que a la gente le daba un poco igual lo que pasara en Springfield. Estaban más interesados en lo que pasara con la familia. La gente mostraba más empatía, compasión e interés en ver cómo le iba a la familia y en saber cuál era su historia. No era tan necesario como pensábamos. Estábamos dando respuesta a preguntas que nadie se hacía.”

Una escena que a Silverman le dolió eliminar mostraba a Krusty el Payaso intentando animar a los niños de Springfield cuando la ciudad se quedó sin electricidad. “Estaba haciendo un espectáculo en vivo en su escenario a oscuras y se disponía a contar una historia divertida,” dice. “Ponía una linterna bajo su cara y los niños se asustaban mucho por la espeluznante sombra que se proyectaba y por la aterradora iluminación de su cara, pero él intentaba hacer lo suyo [imita la risa de Krusty]. Entonces, el Actor Secundario Mel aparecía con el Sr. Teeny sobre sus hombros, gritando ‘¡Volved a vuestros asientos!,’ pero su sombra combinada con la del Sr. Teeny se proyectaba con el tamaño de King Kong y los niños corrían gritando. Creo que era muy graciosa.”

Y hablando de payasos, otra escena que no llegó al montaje final fue una protagonizada por un payaso llamado Scuzzo, para el que los Simpson trabajaban mientras estaban en el circo. (En otra versión se llamaba Scummo.) “Creo que lo sugirió Matt,” dice Jean. “Él se acordaba de un payaso un poco sórdido que se metía con todo el mundo. Sabía un montón de chistes de provocar a la gente.” (Scummo llamaba a los viandantes cualquier cosa desde “cuerpoescombro” a “chupacharcos” pasando por “destripaterrones.”)

Y otro vestigio de esa parte de la película encontró un nuevo hogar en otro sitio. “Los Simpson escapaban en un camión que transportaba una exhibición de Tutankamón y Bart se quedaba atrapado en un ataúd. Entonces Marge se dispone a sacarle de ahí, pero Homer le detiene y dice ‘Ese chico tiene que superar su miedo a los ataúdes’. Eso lo usamos después en la serie.” [Ver: “Funeral Por Un Enemigo” – Temporada 19]

9. El principal villano de la película, Russ Cargill, parecía menos amenazante al principio.

Interpretado por Albert Brooks, el perverso jefe de la EPA que trama el plan de la cúpula (seguido por la Operación Convertir Springfield en el Gran Cañón) tuvo un desarrollo complicado. Cargill tenía un aspecto distinto (más inofensivo) en su diseño original. “Tenía forma de pera, con barriga, con la cintura alta, sin hombros, con narizón y con entradas,” dice Silverman, que añade que Cargill iba a ser presentado en una escena en la cena de corresponsales de Washington, donde le daban una mesa al fondo del todo, pero la escena fue eliminada. “Era un diseño más tipo Kirk Van Houten. El diseño del viejo Cargill decía ‘Bueno, aquí está el flojucho, el papanatas, el tipo pisoteado y sin suerte.'”

Brooks grabó mucho material para esta encarnación de Cargill, pero en un pase de prueba en Portland (Oregón), los productores se dieron cuenta de que el personaje hablaba muy despacio y estaba demasiado deprimido. De vuelta a la mesa de dibujo, se le dio una mandíbula más ancha y hombros también anchos (“tipo macho alfa, controlador,” dice Silverman) y su conducta se modeló a partir de la del antiguo Secretario de Defensa Donald Rumsfeld. “Albert incluso se trajo unas gafas para parecerse un poco a él y grabó todas sus frases de la película en aproximadamente una hora,” dice Jean. “Simplemente hicimos que viniera y hablara mucho más rápido, con mucho más ritmo, y que hiciera un personaje más optimista a pesar de que seguía siendo un malo.”

A Silverman le maravilló la transformación de la interpretación de Brooks. “Con la versión anterior pude notar que, al trabajar con Albert, él no aportaba mucho. Estaba en plan, ‘¿Eso es lo que queréis?’ sin más. Nunca lo había hecho así. Siempre que le proponíamos un personaje, lo hacía suyo. Estaba claro que íbamos por el camino equivocado, porque Albert no podía sacar comedia del personaje y él puede sacar comedia de una cucharadita de tierra. Y entonces, cuando le presentamos la nueva versión, pudo hacerlo suyo. Eso nos dio mucha confianza.”

Sin embargo, el Cargill original sobrevivió, porque como los productos de marketing tenían que salir con antelación, Burger King tuvo que ofrecer su versión cándida.

10. Algunas canciones y cameos se quedaron fuera de la cúpula.

Dos grandes canciones fueron eliminadas de la película: la ya mencionada canción sobre Alaska y un número que abría el film, “Springfield Saturday Night,” que fue extirpado después del primer pase de prueba. El número incluía “gente de fiesta en la noche del sábado y terminaba con todos ellos de resaca en la mañana del domingo,” recuerda Jean. “La sensación que daba al verlo era de ‘Bueno, esto no va a ningún sitio, no es parte de la historia,’ así que nadie quería mantenerlo.”

Así como Hanks y Green Day llegaron hasta la película final, otras voces famosas, como las de Edward Norton (como el hombre aplastado por la cúpula), Isla Fisher, Minnie Driver y Erin Brockovich no tuvieron tanta suerte, como ya se ha dicho a lo largo de los años. ¿Pero de qué iban sus papeles? Brockovich aparecía en relación con “el desastre medioambiental y su lucha contra los químicos cancerígenos,” dice Jean. Driver interpretaba a una psicóloga a quien “introducían en la cúpula para tratar a los ciudadanos de la tristeza que tenían porque la ciudad iba a ser destruida con ellos dentro,” revela.

También había una escena, nunca grabada, en la que Marge iba a aparecer en The View para contar a toda la audiencia lo que estaba pasando en Springfield. “Muchas cosas se quitaron porque nos parecía que teníamos un gran ritmo en la primera mitad y un gran final,” dice Jean, “así que no queríamos nada que ralentizara entre las dos cosas.”

En términos de no-terrícolas famosos, los queridos alienígenas babeantes Kang y Kodos iban a aparecer en los créditos finales de la película burlándose de pequeños agujeros en el guión. “Decían cosas como ‘¿Cómo es que la bomba destruyó la cúpula pero no hirió a nadie de su interior?'” dice Jean. “Y entonces pensamos ‘Bueno, a quien le haya gustado la película sería como decirle ‘¿Y por qué te ha gustado?’ Así que decidimos quitarlo.'”

¿Existirá Los Simpson, La Película 2?

La bebé Maggie habla durante los créditos finales de la película y su única palabra sigue siendo relevante: “¿Continuará?” No se ha dado oficialmente luz verde a la producción de una segunda película de Los Simpson, mientras que Jean y Silverman hablan de una secuela en términos muy amplios. “Me encantaría que hubiera otra,” dice Silverman. “Todavía estamos bastante lejos de ella. Hablamos de esto y aquello. Lo estamos pensando, pero aún no está pasando nada al respecto… aún nos parece abrumador porque con la primera nos costó muchísimo hacer la película y la serie a la vez.”

Ha habido ideas flotando en el ambiente a lo largo de los años, y se ha hablado sobre la película “de una forma muy, muy vaga. Únicamente sobre la posibilidad de que exista,” insiste Jean. “Diría que está en sus primerísimas etapas.” Hace algunos años, reveló que un episodio de la temporada 26 en el que Kang y Kodos se llevaban a Homer y a su familia a Rigel 7 estaba originalmente planeado para la temporada 24, pero que su emisión quedó en suspenso mientras se consideraba transformarlo en una película. Ahora mismo, “Soy muy cauteloso con un par de cosas,” dice Jean. “No querría que fuera arriesgada en términos de presupuesto y no querría que la hiciéramos única y exclusivamente por dinero. Querría que fuera una película genial. Personalmente, no siento necesidad de hacer otra a menos que vaya a ser genial.”

En otras palabras, si esperamos casi dos décadas para la primera… podemos esperar un poco más para la próxima.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,