NOTICIAS

Una habitación roja, un sueño y la duradera conexión entre Los Simpson y Twin Peaks

Con el regreso de Twin Peaks a la vuelta de la esquina, nos ha parecido interesante traducir este reportaje de Esquire sobre su conexión con Los Simpson, que va más allá de las sorprendentemente escasas referencias o parodias. El reportaje cuenta con declaraciones del actual showrunner Al Jean y de quienes ocuparon ese puesto durante las temporadas 7 y 8, Bill Oakley y Josh Weinstein.


Peter Dazeley, ABC Photo Archives / FOX; Design by KEPT2

En la primavera de 1994, Bill Oakley y Josh Weinstein se encontraban escribiendo el innovador misterio de asesinato en dos partes de Los Simpson cuando se encontraron con un problema. En la primera parte de “¿Quién Disparó Al Señor Burns?”, el malvado Sr. Burns, que robó el petróleo de la Escuela Primaria de Springfield, planea bloquear el sol en Springfield para doblar el consumo de energía nuclear. Pero antes de que pueda completar su plan, le disparan al salir de una reunión de ciudadanos en el ayuntamiento y se desploma sobre un reloj de sol. La lista de sospechosos es larga: Homer estaba enfadado porque el Sr. Burns nunca recordaba su nombre; Moe y Barney estaban furiosos por el cierre de su sórdido agujero de bebidas; El Abuelo Simpson se quedó sin casa cuando las perforaciones de Burns destruyeron el Castillo del Jubilado; el perro de Bart, el Pequeño Ayudante de Santa Claus, quedó lesionado por el chorro de la plataforma petrolífera y el amigo de Lisa, Tito Puente, fue despedido cuando la Escuela Primaria de Springfield perdió su dinero del petróleo. Toda la ciudad (bueno, menos Krusty el Payaso, que estaba de vacaciones en Reno) tenía un motivo. Y en ese momento, el Dr. Hibbert, señalando hacia la cámara, dice “Me siento incapaz de resolver el misterio… ¿y usted?”.

“Bueno, yo haré lo que pueda, para eso me pagan”, responde el Jefe Wiggum, a quien Hibbert señalaba realmente.

Y ahí termina el episodio: con el primer final de suspense en la primera historia tipo “¿Quién lo hizo?” de Los Simpson. Oakley y Weinstein habían puesto todas las pistas, pero solo tenían 22 minutos más para llegar a la conclusión. “Básicamente, teníamos que dar con una manera muy facilona de que Wiggum hiciera mucho progreso sin motivo alguno en su investigación,” dijo Oakley. Tenían que encontrar la manera de cómo resolver el misterio de quién disparó al Sr. Burns.

FOX

“¿Quién Disparó Al Señor Burns? (Primera Parte)” se estrenó originalmente el 21 de mayo de 1995, casi cinco años después de que otro “¿Quién lo hizo?” cautivara a los televidentes estadounidenses. Al final de su primera temporada, Twin Peaks dejó la pregunta “¿Quién mató a Laura Palmer?” en el aire del verano de 1990. En ocho episodios, sus creadores David Lynch y Mike Frost habían lanzado una de las series más innovadoras de la historia de la televisión. “Fue muy desconcertante,” dijo Al Jean, actual showrunner de Los Simpson, que estuvo en el equipo de guionistas original de la serie cuando estrenó su primer episodio junto a Twin Peaks. “Desde luego esa fue una de las primeras series influyentes en utilizar muchos rasgos cinematográficos en una serie de televisión. Creo que la gran respuesta del público se debió a eso”.

Esa primavera de 1990, Twin Peaks y Los Simpson guiaron a la televisión hacia una nueva era, una era que moldeó el alcance al que podía llegar el arte en la pequeña pantalla. Personas de fuera de la industria televisiva estaban por fin dejando huella en la televisión mayoritaria y estas voces dieron una perspectiva diferente a la de las telenovelas, comedias y series de dibujos predominantes en los 80.

Según Weinstein, “Tanto Matt Groening como David Lynch vienen de un mundo alternativo. Los Simpson y Twin Peaks eran nuestra respuesta a esas series cutres y trilladas donde siempre se contaban las mismas historias de la misma manera. Creo que mucha gente tenía muchas ganas de hacer algo interesante. Sin duda, estas fueron dos de las primeras visiones alternativas que tocaron alguna fibra en el público mayoritario”.

Un anuncio promocionando el estreno de ‘Twin Peaks’ en TV Guide, 1990 – ABC

Nada como esto se había visto antes en televisión. Oakley y Weinstein, que se unieron al equipo de Los Simpson en 1992, eran aspirantes a guionistas de televisión de late night y solían quedar con sus amigos para ver Twin Peaks cada semana. “En aquella época había poquitos canales, así que no había mucho material bueno que ver,” dijo Weinstein. “Pero realmente se notó cuando llegó esta serie. Simplemente tenía algo especial.” Fue en aquella primavera de 1990, durante la cual Los Simpson y Twin Peaks estaban estrenando sus primeras temporadas a la vez, cuando Oakley y Weinstein cambiaron las aspiraciones de sus carreras.

“El simple hecho de que la televisión emitira cosas como Los Simpson o Twin Peaks era muy emocionante,” dijo Oakley. “Tanto Twin Peaks como Los Simpson consiguieron que gente como Josh y yo nos interesáramos en escribir guiones para televisión, en lugar de intentar quedarnos en Nueva York y conseguir un trabajo en el programa de David Letterman”.

En esa primera temporada, mientras el agente Dale Cooper estaba intentando resolver el misterio principal de Twin Peaks, tuvo un sueño. Había una habitación roja, una persona pequeña y bailarina que hablaba al revés, unos cuantos sillones, lámparas y pistas crípticas. Esa es la escena que apareció en las cabezas de Oakley y Weinstein cinco años más tarde, después de unirse a tiempo completo a Los Simpson, mientras luchaban por encontrar la forma de que el Jefe Wiggum averiguara quién disparó al Sr. Burns. “Creo que esperábamos que pudiera hacer algún tipo de progreso de forma legítima, pero en realidad pensábamos ‘Bueno, podría ser simplemente a través de un sueño,'” dijo Oakley. “Entonces nos resultó obvio que la escena tenía que ser una referencia a Twin Peaks”.

Y el chiste de Los Simpson fue tal que así: Mientras investigaba el misterio de quién disparó al Sr. Burns, Wiggum bebe un poco de leche para café (lo cual, según Oakley, no es una referencia a la costumbre de Cooper de beber leche caliente antes de acostarse—“Es justo lo opuesto a beber café”) y de repente se encuentra en la icónica habitación roja de Twin Peaks. Lisa estaba allí en lugar de la persona pequeña que hablaba al revés (“También era una manera de dar algunas frases a Lisa, porque tenía muy pocas en todo el episodio,” afirmó Oakley). Hicieron que Yeardley Smith leyera las sílabas al revés y después las montaron al derecho. Cuando Lisa finalmente le da a Wiggum una versión para tontos de la pista, el jefe se despierta con el pelo doblado hacia arriba. “Hay un episodio en el que Cooper se levanta de su cama y su pelo está doblado hacia arriba de una forma muy loca porque se pone productos en el pelo,” dijo Oakley. “El pelo de Wiggum hacia arriba también era una referencia a Twin Peaks y creo que nadie nunca se dio cuenta”.

Gracias a su visión, Wiggum encontró ADN de los Simpson en el traje de Burns, que, por supuesto, resultó ser el ADN de Maggie, ya que fue ella quien disparó. (Curiosidad: Weinstein dijo que originalmente Barney era el culpable y que en la serie estaría en la cárcel durante un tiempo, pero que después decidieron que tenía que ser uno de los Simpson. “Cuando se nos ocurrió que fuera Maggie y metimos todas las pistas que le incriminaban, nos pareció genial”, dijo Weinstein. “Habría sido un poco deprimente que fuera Barney”).

“Creo que Josh y yo estábamos alucinando de que esa fuera la primera referencia a Twin Peaks en Los Simpson, dijo Oakley. En un principio, el propio chiste no se llevó una gran atención, sino que se perdió entre todo el fervor del misterio simpsoniano. Ese verano, “¿Quién Disparó Al Sr. Burns?” fue un concurso a través de teléfono e internet que premiaría a quienes descubrieran al culpable y se le dedicó un especial en televisión bajo el título “Springfield’s Most Wanted”. “Es ahora, años después y gracias a que la gente todavía habla sobre Twin Peaks, cuando el chiste se ha vuelto memorable”, dijo Oakley. Pero incluso cinco años después del final de Twin Peaks, la referencia de Los Simpson no parecía demasiado oscura.

“En Los Simpson nunca nos preocupaba si la gente pillaría una referencia o no, porque sabíamos que una parte de la gente sí la pillaría y eso, más o menos, era suficiente”, dijo Weinstein. Ahora, según apuntan Weinstein y Oakley, es interesante ver cómo el chiste cobra nueva vida, ya que los servicios de series en streaming y la interminable repetición de episodios de Los Simpson dan a las audiencias la oportunidad de atar cabos.

Y más allá de ayudar a los guionistas a encontrar atajos en sus guiones, la conexión Los Simpson/Twin Peaks va un poco más allá. A finales de los 80, ambas series emergieron como un nuevo estilo de hacer televisión que se oponía a las comedias y telenovelas populares de los 80.

“Las dos eran muy diferentes de lo que se podía ver antes de ellas”, dijo Jean. “Sé que hubo grandes series dramáticas en los 80, pero tenían narrativas muy estandarizadas. Twin Peaks era muy surrealista. En los 80 también hubo un renacimiento de las comedias de situación y el género estaba muy fuerte, así que por eso se prestaba muy bien a la sátira”.

Dos años después de “¿Quién Disparó Al Sr. Burns?”, Jean escribió la única otra referencia a Twin Peaks en Los Simpson. El episodio que la contiene, “El Saxo De Lisa”, es un flashback a 1990 y, en una escena, Homer mira perplejo la televisión, en la que aparece un hombre bailando con un caballo. “¡Qué café tan delicioso tienen en Twin Peaks! ¡Y la tarta de cerezas es exquisita!”, dice una voz en off. Homer, mirando fascinado dice “¡Sensacional! ¡Jo, jo! No tengo ni idea de qué es lo que está pasando”.

Eso es exactamente lo que Jean sentía cuando vio Twin Peaks por primera vez mientras escribía en la primera temporada de Los Simpson. Daba la loca impresión de que los guionistas de Twin Peaks tenían ideas visuales muy chulas y que con ellas se iban inventando la serie sobre la marcha. Como Los Simpson, Twin Peaks también seguía un camino para el que no había mapa. Ambas series eran televisión experimental y ampliaban el espectro de lo que se podía emitir en canales mayoritarios.

Y aquí estamos, casi 30 años después: Los Simpson sigue en emisión y Twin Peaks vuelve a Showtime para una tercera temporada. Y aunque una de ellas ha estado en emisión durante más de diez veces más tiempo que la otra, ambas son igual de influyentes por sus propios méritos. “Nosotros somos como el astronauta que viaja a una velocidad cercana a la de la luz, que no envejece y vuelve a la Tierra”, dijo Jean. “Todo el mundo tiene 100 años. Así nos sentimos a veces”.

, , , , , , , , , , , , , ,